Skip to content

Las crisis económicas y las recesiones golpean a todos, más tarde que temprano, pero lo hacen. Los Bancos no son la excepción. Cuando están en problemas trasladan los costos a los usuarios, aumentando las tasas de interés y removiendo promociones, o quedan cerca de la banca rota, como es el caso del Banco Popular 2016 .

El año pasado el banco obtuvo ganancias por 105 millones de euros, este año ha declarado pérdidas por más del doble de ese valor.

El banco, uno de los más antiguos y confiables de España, ha dicho que parte de los fondos se destinaron para cubrir los descensos de la rentabilidad en TargoBank y el deterioro de los fondos comerciales. El plan de re estructuración que planea llevar a cabo la empresa también cuesta dinero.

Todas estos traspiés han hecho que, además, cayeran las acciones de la empresa en la bolsa, lo que lógicamante, ha terminado de producirle más pérdidas. Especialmente en el largo plazo, y de las que será más difícil recuperarse.

Esperan que el nuevo presidente que han contratado, ayude a llevar a la empresa por le buen camino otra vez.

May 4, 2017 / urbantime